Principal Foro Galerías Descargas Enlaces
 

Menu Principal
Principal
FAQ's
Buscar
Contactar
Foro
Galerías
Biblioteca
Descargas
Enlaces
Galardones
Disclaimer
Miniaturas
Guías de pintura
Técnicas de Pintura
Conversiones
Taller de Modelismo
Dioramas
Fotografía
Escenografía
Terreno Natural
Construcciones
Grandes Maquetas
Técnicas y Herramientas
Comunidad
La Guerra del Anillo
Sala de los Héroes
Relatos
Reportajes
Vídeos
Lista de usuarios
Historia de LGDA
Editorial
El Juego
Últimas novedades
Otras marcas
Escenarios
Campañas
Tácticas
Informes de Batalla
Eventos
Miscelánea
BOFA
Fascículos BELTM
Cronología ESDLA
Otros juegos
Tolkien
El Hobbit - La película
Noticias Tolkien
Liga de torneos
Login
Usuarios conectados
Bachi
Fleve
Mafias6969
migueliverson

Usuario|Montaraz|Nazgûl

Hay 2 invitados y 4 usuarios en línea
Usuarios totales
10225 registrados
2 hoy
6 esta semana
23 este mes
Último: sifferm
Imagen aleatoria
  Principal arrow Informes de Batalla arrow Nunca te fíes de nadie
 
Nunca te fíes de nadie PDF Imprimir E-Mail
Escrito por karavatis   
martes, 14 de octubre de 2008

Nunca te fies de nadie


Informe de batalla para el Juego de Batallas Estratégicaskaravatis nos relata en este artículo la tercera parte de su serie de informes de batalla "Nunca te fíes de nadie", con dos ejércitos de la oscuridad como protagonistas.

Para ver el artículo pulsa en Leer Más.

Una vez más Capitanmanu sigue al frente de sus tropas de Cirith Ungol y Minas Morgul, que se acercan a su destino: La Puerta Negra, para hacer entrega a su amo de una cota de malla. A su encuentro tendremos a karavatis con… dejemos que la historia siga…

Shagrat fue herido por Madril casi al final de la batalla que sus tropas dirimieron contra un contingente de Gondor que intentaba evitar que las fuerzas oscuras llegaran a territorio enemigo, pero la batalla, como ya se ha visto, fue un fracaso total para los bravos hombres de Minas Tirith. Sin embargo la herida de Shagrat mejora más rápido de lo que el propio cacique orco esperaba, y tras un par de días se encuentra ya casi recuperado. En otros dos o tres días estarán ante Morannon, la Puerta Negra situada en el estrecho paso de Cirith Gorgor. Muy pronto no tendrán nada que temer de los hombres de Minas Tirith y cercanías, que deben de estar bastante belicosos tras la derrota sufrida y la humillación de perder a Beregond, cuyo cuerpo transportan los orcos para mostrarlos en Mordor.

En este plácido camino de vuelta a casa las tropas de Shagrat, diezmadas tras el enfrentamiento de hace solo unos días, se han recuperado con la adición de varias unidades que han ido apareciendo por el camino, avanzadillas y ojeadores de Mordor que no han tenido más que ponerse bajo el mando de Shagrat y el Mariscal Negro. Ahora la tropa que comanda un recuperado Shagrat está compuesta por 10 rastreadores orcos, 12 orcos de mordor, 6 Númenoréanos Negros, comandados por el Mariscal Negro, y 4 orcos montados en wargos. Siempre van por delante los rastreadores, preparados para cualquier imprevisto, y siempre al acecho para no dejarse sorprender como ya les ocurriera con los hombres.

Y en estas estaban cuando llegan dos rastreadores con información de primera mano. Al parecer, y según cuentan a Shagrat, han visto a lo lejos un contingente muy singular, se trata de Hombres del Este que van acompañados de varios Haradrims, nada que temer, pues estas tropas son aliadas de Mordor, siempre bajo la mano del Gran Sauron. Shagrat, a pesar de saber que no debe temer nada en especial de estos hombres de la oscuridad, no las tiene todas consigo, pues sabe que lleva dos tesoros muy preciosos, la cota de malla que su señor ansía, y ahora también, el cuerpo de Beregond, capitán de la Ciudadela, así que decide esconder sus trofeos antes de la llegada de las tropas “amigas”.

Tres horas más tarde llegan las tropas de Göreme, comandadas por un hombre, Bûrgû, capitán de los hombres del este de Göreme, al frente de 20 magníficos guerreros con su impresionante armadura dorada, cuatro de ellos con lanzas, y el resto repartidos equitativamente entre arqueros y guerreros con escudo. Además acompañan al contingente cuatro catafractos del este y un mini grupo formado por Ïs-mahil, capitán de Harad, acompañado de 4 arqueros de Harad y 7 guerreros, todos ellos de Tul-Isra, gran ciudad de los haradrims.

Bûrgû se presenta ante Shagrat para informar que se dirigen a Morannon con el propósito de unirse al ejército de hombres del este de unas 2000 unidades que salió unas semanas antes que ellos de Göreme, y que ellos vienen formando la retaguardia, pero que debido a una escaramuza con fuerzas de Minas Tirith se vieron obligados a repeler el ataque y perdieron contacto con el grueso de su ejército, en una batalla colosal que se celebró hace una semana unos 2000 km al sur. Y que en el camino hasta aquí encontraron perdidos a Ïs-mahil y sus hombres, un pequeño grupo que es avanzadilla de un fabuloso ejército que comanda varios Mûmak, incursores de Harad, Mahûds, etc.

Shagrat, tan inteligente como nadie lo esperaría de un orco se alegra de haber escondido sus trofeos, pues acierta a ver codicia en los ojos de los capitanes de Göreme y Tul-Isra. Sabe que no debe revelar la existencia de la cota de malla ni del cuerpo de Beregond si no quiere tener problemas con sus “aliados”; ya que a pesar de saberse superior a ellos no desea otro enfrentamiento contra estas tropas, sobre todo le han llamado la atención los catafractos, esos majestuosos caballos dorados. Sin embargo no todo está bajo el control de su poder, y por la tarde, antes del anochecer, ofrece un banquete de bienvenida a los hombres oscuros… y sucede lo que no tenía que suceder.

Y es que un orco borracho no sabe controlar su lengua, ya de por sí larga y negra, así que no fue difícil sacar información a los incautos seres de Morgul mientras los haradrims simulaban la misma embriaguez que sus aliados. La noticia llegó a oídos de Ïs-mahil, que como buen capitán supo esperar el momento preciso, y ese momento llegó con el amanecer.

Una vez informado también Bûrgû, ambos decidieron una estrategia para coger por sorpresa a Shagrat y robarle sus dos preciados tesoros, sin embargo, para ello debían ganarse su confianza. Con este fin por la mañana hablaron con él y le propusieron ir de avanzadilla para localizar grupos de hombres de Minas Tirith, que como bien sabía Shagrat deambulaban por la zona con el fin de atacar a todo contingente oscuro que se terciara en su camino. Shagrat vio adecuada la proposición de los nuevos aliados, así además de tenerlos lejos podría avanzar con más tranquilidad y sin necesidad de llevar en secreto sus tesoros. Así que a la mañana partieron los hombres del este y los haradrims, para una hora más tarde ponerse en marcha el contingente orco.

Todo iba según lo previsto por Bûrgû e Ïs-mahil, habían pasado por un desfiladero y ante ellos se presentaba una gran zona amplia justo antes de un recodo, con un par de zonas arboladas y varias ruinas; prepararon a sus tropas para tender un ataque sorpresa a los orcos, y esperaron pacientemente a que estos aparecieran dejando atrás el pequeño desfiladero. Cuando esto sucedió salieron en formación de combate, pero sin prisa, no querían alarmar más a sus “aliados”.

Despliegue


TURNO PRIMERO

Bûrgû concetró las tropas del este en el flanco derecho, sabedor de que por ahí llegaban los orcos a lomos de sus wargos, quería inutilizar a esas cuatro bestias lo antes posible. En el centro iría Ïs-mahil con sus haradrims, y por la derecha los catafractos, que tendrían la misión de eliminar a los rastreadores orcos.

Catafractos del este


Para no alarmar a sus victimas avanzaron sin sobresaltos, todos a una, y cuando estuvieron a distancia de tiro mandó a sus arqueros que lanzaran una andanada lo más cuidadosamente que pudieran, pues una vez realizada el factor sorpresa quedaba anulado. Y a pesar de ello la andanada no tuvo la mayor importancia, hicieron impacto en un enemigo pero sin herirlo. Unos instantes después Shagrat respondía con otra andanada de igual resultado.

Primeros movimientos


TURNO SEGUNDO

Tras declarar sus intenciones con la agresión de las flechas, Shagrat, lleno de rabia se preguntaba quién había sido el que se había ido de la lengua, lengua, y cabeza que perdería nada más saberlo él, pero ahora no era el momento de tener una baja, o varias, tenía que defenderse de esos villanos. Mandó avanzar a toda su tropa y a los rastreadores a lanzar una nueva andanada, con la que consiguen la primera baja del bando rival, ni más ni menos que un jinete de catafracto, cuyo caballo, al verse sin montura, da media vuelta y sale al galope de la zona. Shagrat queda gratamente sorprendido por la facilidad con que han eliminado a uno de los rivales que él más teme del contingente enemigo. Los arqueros enemigos siguen con la puntería muy desviada y no aciertan a ningún orco.

Los frentes se acercan


TURNO TERCERO

Los hombres del este del flanco derecho siguiendo las instrucciones de Ïs-mahil se lanzan hacia los jinetes wargos lanzando gritos y con las espadas en alto cortándoles la salida hacia el centro, mientras los tres jinetes de catafractos se dirigen hacia Shagrat para intentar eliminar al jefe de los orcos, obviando la presencia de los rastreadores, es entonces cuando se producen los primeros combates en el campo de batalla, pero antes se producen una serie de disparos de arcos que acaban con 2 rastreadores abatidos.

Carga


Sin embargo, a pesar de las dos bajas y del hecho de que un catafracto ataque directamente a Shagrat, éste sale ileso del envite. Otro de los jinetes ve cómo su caballo muere rodeado de cuatro orcos, y tras caer al suelo se levanta rodeado de orcos. Y a su lado ve cómo otro compañero cae inerte al suelo tras recibir la carga de cinco orcos, y el caballo también huye.
En el flanco contrario los wargos y orcos dirimen una cruenta lucha con los hombres del este, y en los diversos emparejamientos de lucha mueren un hombre el este y un orco, quedándose el wargo sin montura, pero resistiendo en el lugar.

Ataque a los flancos


TURNO CUARTO

Shagrat ve cómo puede acabar con todas las monturas enemigas y manda rodear a lo que queda a sus orcos, que rápidamente y sin darles opción a huir rodean al catafracto que queda y al jinete a pie, mientras el Mariscal Negro y sus Númenoréanos cargan por el flanco izquierdo contra los hombres del este para ayudar en lo posible a los wargos.

Cuerpo a cuerpo


Otra parte de la tropa se lanza contra los haradrims del centro, que consiguen ahuyentar el miedo a los Númenoréanos Negros y cargan contra ellos apoyándose.

Numenoreanos negros


En las luchas que se suceden el catafracto que resistía muere a manos de los orcos, lo mismo que el jinete que quedaba, a pie.

Los orcos rodean


En el otro flanco los hombres del este dan cuenta del wargo que estaba sin jinete, mientras eliminan a dos orcos jinetes, quedándose un wargo y huyendo despavorido el otro, sin embargo, a pesar de ello en la zona de al lado los Númenoréanos resisten y eliminan a un haradrim.

Encarnizados combates


TURNO QUINTO

Los hombres del este intentan atacar a los Númenoréanos Negros, sin dejar de rodear a los wargos que quedan en el campo de batalla, uno de ellos descabalgado. Los haradrims les apoyan, mientras varios arqueros se posicionan para intentar herir a tropas enemigas, y aunque consiguen impactar en tres enemigos no logran eliminar a ninguno, y encima se resienten con otra baja por disparos orcos, los mismos que avanzan a buen paso hacia el grueso de la batalla.

Combate


Los hombres del este, a pesar de tener rodeados a los dos wargos no logran eliminarlos, por lo que estos seres logran su propósito y mantienen a raya a un grupo numeroso de enemigos que podrían causar problemas a Shagrat y el Mariscal Negro de conseguir entrar por la retaguardia o la zona izquierda de su flanco.

Mientras tanto en las luchas que se suceden sólo un haradrim cae a manos de un orco y otro hombre del este abatido por la espada de un Númenóreano Negro. El Mariscal Negro hace retroceder a un haradrim, que a pesar del golpe que le ha asestado el hombre oscuro no muere.

Muerte


TURNO SEXTO

Todas las tropas siguen trabándose en combate, los wargos vuelven a ser rodeados por tropas enemigas, y el Mariscal Negro se lanza contra el enemigo que tan heroicamente sobrevivió a su carga.

Bajas


Estamos en un momento decisivo de la lucha, y por eso el fragor es increíble, todos gritan y apenas se escuchan órdenes, sin embargo tanto Ïs-mahil como Bûrgû arengan a sus tropas, lo mismo que hace Shagrat con las suyas. Y en esto caen abatidos por sendos sablazos de las espadas del este dos orcos. Pero a su lado un compañero es eliminado. En el resto de combates se suceden las agresiones sin víctimas, a excepción del wargo descabalgado, que es esta vez sí, herido de muerte por un hombre del este, y su lado otro compañero clava su espada en el pecho del orco jinete del otro wargo, que a pesar de verse rodeado rasca el suelo y enseña la dentadura amenazante, no se va a ir acobardado ni mucho menos.

Flanco derecho


TURNO SÉPTIMO

Apenas hay movimientos significativos en el campo de batalla, los que retrocedieron al perder el combate vuelven a la carga, y se suceden los apoyos para impedir superioridades. Shagrat logra abrirse paso para enfrentarse directamente a uno de los capitanes rivales, Ïs-mahil, con el apoyo de un orco. Cerca Bûrgû se enfrenta en solitario a un orco enemigo.

Un hombre del este aún tiene tiempo para disparar su arco a bocajarro ante un orco que se acercaba a él y le acierta en la cara, matándolo en el acto.

Sin embargo, muy cerca un Númenóreano Negro puede con cuatro hombres matando a uno de un certero golpe con la espada, y otro Númenóreano apoyado en un orco eliminan a otro hombre del este. Esto enrabieta totalmente a la tropa humana que logran abatir a dos orcos. Pero es poco botín para tanta pérdida, y es que Shagrat unido a su apoyo orco consiguen eliminar no sin problemas, (pues debe usar un punto de destino) a Ïs-mahil. Por último señalar que los cuatro hombres del este que rodeaban al wargo solitario se lanzan contra él a la desesperada y consiguen atravesarlo por dos partes, muriendo el mugriento animal entre aullidos espeluznantes.

Arqueros


TURNO OCTAVO

Aunque Bûrgû ve cómo la batalla está muy difícil se lanza a contra atacar a sus enemigos, pero Shagrat está muy curtido en guerras, y adelantándose a las intenciones del capitán del este (hace un movimiento heróico para evitar ser trabado de forma múltiple). Consigue trabar a los enemigos más cercanos para no verse en inferioridad numérica, y aunque caen abatidos de forma un tanto sorprendente dos Númenoréanos Negros a manos de hombres del este y haradrims, y un orco que es decapitado por dos hombres del este (Dos seises seguidos), la batalla parece tener un ganador seguro en Shagrat y los suyos.

El centro de la batalla


Y es entonces cuando la providencia o no se sabe el qué “ayuda” a Bûrgû y los suyos. Se escucha en todo el ambiente, y a pesar del ensordecedor griterío del fragor de la batalla un cuerno. Un sonido fuerte, muy fuerte, lo que denota la cercanía del hacedor del sonido. Y en ese momento aparecen por el recodo… Mejor lo dejamos para otra.


¿Te ha gustado el artículo? No te pierdas las dos primeras partes:

Encuentro en Fangorn (Primera parte)
Muerte a los Gondorianos (Segunda parte)


Comentarios
Buscar
Nunca se sabe quien puede se
melkor morgoth 15-10-2008 05:04:27

Mis felicitaciones compañeros un informe de batalla detallado al milimetro,
muy way si señor, y por supuesto las miniaturas pintadas muy muy bien
Un
saludo!!!!
avatar
Morfindel 15-10-2008 06:40:27

Exelente informe!! sin palabras!!!!
avatar
Montaraz Cordobes 15-10-2008 08:46:14

muy bueno el informe, como todos los demas

Un Saludo
avatar
Elessar17 15-10-2008 09:56:28

¡¡Qué peazo de cracks que sois, así no me extraña que os salga to bien, sean
torneos o informes!! ¡La próxima campaña, de la luz, plis (con elfos mejor aún,
jejeje)!
avatar
karavatis 18-10-2008 19:33:44

Me alegro de que os sigan gustando los informes de batalla. Elessar17, lo siento
pero no tenemos elfos pintados, así que por ahora no habrá elfos, por ahora.

Para el próximo informe habrá una sorpresa, y ya tenemos pensado no sólo este
próximo, sino también el siguiente.
Un saludo a todos y todas. karavatis.
avatar
nazgul 21-10-2008 10:08:24

me encantan vuestros informes sois los mejores, algun dia hacer alguno de
isengard plis
estare esperando con ganas el prximo informe

saludosssssss
avatar
BOEL 22-10-2008 08:10:38

Muy buen artículo karavatis
avatar
ELESSAR78 11-12-2008 03:45:51

buena batalla chicos!!! me ha gustado
avatar
santy_eltharion 04-01-2009 18:47:23

Yo tuve la suerte de jugar con esos numenoreanos negros.
Muy chulo capitanmanu
y karavatis
avatar
Capitan_de_Minas_Tirith 02-06-2009 09:34:16

muy buena batalla... todavia me arrepiento un poco de haber comprado mi caja de
caballeros (es mi primer y unica caja que tengo sin contar minas de moria que la
comparto con mi hermanos mayores, tengo 11 años) y no haber coleccionado Hombres
del Este, que ademas tienen un nuevo héroe... pero Gondor es mi lugar, como
siempre.

Siguo con la batalla: Muy buena como esta contada en modo de
historia y como se cuentan las muertes de los soldados !

un saludo a todos y
feliz Navidad!! (?)
sirboromir 12-08-2014 22:56:38

Que pena que no siguierais subiendo estos informes tan interesantes
¡Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios!

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

 
< Anterior   Siguiente >
 
 
 

La Guerra del Anillo 2004-2013. Fundada por BOEL, Conde0 y Merry.
Games Workshop, White Dwarf, Citadel (y más) son marcas registradas de Games Workshop Ltd. Este portal no está afiliado a Games Workshop Ltd.
y no pretende apropiarse de material con copyright. Diseño por Siito.es basado en theme Celtic.
Generated in 0.57439 Seconds